Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Acuerdos en el PipíCan

Tener perro humaniza. Te recuerda esa naturaleza animal que el mundo 2.0, eficaz y todopoderoso, parece querer hacerte olvidar.
Una vez cubiertas las necesidades básicas, el perro pide poco y da mucho. Bien los sabemos los dueños.
Sin embargo hasta ahora nunca pensé que su sola compañía podría facilitar también la convivencia vecinal e incluso nacional.
Ayer, mientras paseaba con Rita charlé un buen rato con Arnau. Su perra, "Lluna", una teckel divertida y cariñosa hacia lo propio con " mi pequeña".
La conversación trató de comportamientos caninos, destrezas, cuidados y manías.
Nuestra charla fluía del catalán al castellano sin demasiados problemas. Arnau lucía en la solapa un lazo amarillo que no advertí pues andaba yo centrada en las gracias de su perra y en el original arnés que llevaba para sujetarla.

Cuando nos despedimos caí en la cuenta de que lo fácil que resulta el diálogo cuando se trata de hablar de tu perro. Pasamos el rato la mar de a gusto. A él se l…

Entradas más recientes

Desbandada General

Ser o no ser Community Manager

Fobias

Vivir cara a la galería, es malvivir

Quiero ser una influencer

Sin desperdicio

Hacer el pasillo este domingo

Aprender a morir ( a poquitos)

Yes I Can

¿Segregamos o empoderamos?